© 2017-2018 AEPCCE

  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle
Please reload

Entradas recientes

La Fuerza Aerea EEUU advierte que tormenta solar extrema podria causar centenar de accidentes nucleares simultaneos y apagar 18 meses el pais.

December 6, 2018

1/10
Please reload

Entradas destacadas

A nuestro Sol no le sucede nada fuera de lo normal: ese es precisamente el problema con el riesgo natural del clima espacial

Una confusión recurrente con el riesgo natural del clima espacial es la idea de que a nuestra estrella le suceda "algo" fuera de lo normal.

Todo lo contrario.

El problema con este riesgo natural consiste, precisamente, en que no se prevé que el Sol haga nada fuera de lo normal. Y justo por ello nuestra estrella seguirá desencadenado, antes o después, los mismos grandes fenómenos solares que ha venido desencadenado desde siempre.

Entre tales grandes fenómenos también, por ello mismo, y con toda normalidad, grandes fenómenos tipo "Carrington" como el de 1859 - con un retorno estimado en torno al siglo o dos siglos - pero, también, eventos incluso superiores como el "Carlomagno", o, incluso, como el evento "Bristlecone", de cuya existencia ni tan siquiera sabíamos nada hasta, literalmente, hace unos breves "meses", mucho menos seguimos sin saber de sus periodos de retorno.

En cambio, nuestra tecnología no ha sido siempre la misma, ni mucho menos. Todo lo contrario.

De los últimos 195.000 años como homo sapiens (nos ceñimos sólo al homo sapiens, y no a las múltiples formas homínidas anteriores) prácticamente hasta hace poco más de 150 años (Primera Revolución Industrial, concluida en torno a 1840-1850, en numerosos países más tarde aún) la tecnología de nuestras sociedades ni tan siquiera se basaba todavía de forma generalizada en la máquina de vapor.

Es decir, de 195.000 años de homo sapiens, nuestras modernas sociedades no se basaron en una primera industrialización (maquina de vapor), y sólo con una apenas incipiente dependencia de todo ello en aquel momento, hasta hace poco más de 150 años.

Justo el momento en el que tuvo tuvo lugar el último evento tipo Carrington, y desde entonces - como parte de ese mismo periodo de retorno secular del fenómeno -, nada.

De modo que del primer tramo de vía férrea en España que apenas se acababa de inaugurar (Barcelona a Mataró únicamente 22 km, año 1848) en el momento del último Carrington, pasaremos ya directamente a los satélites, la aviación, internet, las centrales nucleares... al momento del próximo Carrington (o superior) que se desencadene.

Y así todo lo que "damos por hecho" que conforma nuestra moderna civilización y nuestra identidad como especie "hoy y desde siempre" (a modo casi de certeza inamovible) ha tenido lugar en realidad en los últimos 150 años (en sus trazos más elementales) y mucho de ello, en realidad, más tarde aún, en la última mitad de éstos 150, en los últimos 75 años... con lo que, simplemente, no ha dado tiempo aún a que sea puesto a prueba por este riesgo natural de grandes dimensiones, desarrollado todo ello de espaldas al mismo.

¿Cuándo sucederá, pues, esa nueva interacción entre la misma actividad solar de siempre - pero de la que nos habíamos olvidado -, y esa evolución tecnológica nuestra de "último minuto" de nuestros 195.00 años precedentes como especie?.

¿Superará nuestra nueva tecnología, y nuestra nueva sociedad, ese encuentro con la inapelable realidad de nuestro propio entorno espacial?.

 

(En la imagen, pintura rupestre en la llamada "Cueva del Sol", datada en la Edad del Bronce, Parque Natural del Estrecho, Cádiz).

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Buscar por tags